Esperit de la missatgeria

«Había comenzado el período de Siva el Restaurador. La restauración de todo lo que hemos perdido», Philip K. Dick, Valis.

viernes, 29 de enero de 2010

L'alienígena

Extret de Miró hermético, Equipo Feérico, Ed. «In dreams»:
«En el Autorretrato del año 60 la figuración da paso a un esquema de la figura; sobre fondo gris pizarra se dibuja lo que parece un alienígena trazado por un aborigen, con dos manchas de color significativas, una en el cuerpo, amarrillo solar y también terrenal, así como un ojo rojo de Shiva. De nuevo remite a la famosa sentencia de Goethe: si el ojo no fuera como el sol, no podría verlo, frase de resonancias herméticas. En este Autorretrato el sol y el ojo están emparentados. Vuelve a trabajar con la fase última del proceso del chamán, despedazarse y volver a recomponerse (...)
La figura emerge de una copia del viejo Autorretrato del 37-38 blakiano, analizado con anterioridad. Los Mirós se desdoblan desde otros Mirós. La figura emergente alienígena muestra poquísimos colores, apenas un toque de amarillo, el ojo rojo y un punto lila. ¿Para qué más? En comparación con la mayoría de pintores, el estilo colorístico de Miró resulta simple, tonos lisos, sin graduarlos ni utilizar tampoco tonos rotos, complementarios u otras sofisticaciones; sin embargo, más que una debilidad ahí radica su fuerza, obteniendo la potencia máxima de lo sencillo que, como se sabe, resulta lo más difícil de lograr.

Como ya hemos indicado páginas atrás, pintar únicamente la parte más representativa de un ser (en este caso los ojos del artista) ya se practicaba en el arte prehistórico y primitivo. Como indicaba una cita recogida en un libro del año 31 sobre arte aborigen: "A veces no es el animal entero el que se reproduce, sino un elemento, un órgano, como los ojos o las manchas de la piel; en una palabra, lo más representativo del animal tótem". O como escribió Leiris sobre su amigo Miró: "Sus líneas son sólo indicaciones, no un diagrama, sino más bien las marcas mediante las cuales los fenómenos pueden ser reconocidos".
Su nuevo lenguaje plástico enfatiza aún más el signo, como si cada cuadro fuera una hoja con los trazos de una caligrafía personal, nueva lengua de signos, los pictogramas mironianos, plagados de alusiones al sol, las estrellas, el poder de visión de los ojos (círculos como el sol), el sexo ligado a la tierra, los corazones o una proliferación de figuras geométricas simples cuyas líneas nunca son rectas. Eso queda enfatizado con la nueva etapa iniciada en las Constelaciones, de minimalismo aún más extremo, formada por pocos elementos esquematizados. La existencia se ha reducido a lo mínimo fundamental. "Mi tendencia a la simplicidad, a la simplificación, se ha ejercido en tres terrenos: el modelado, los colores y la figuración de los personajes", aseguró el pintor en una entrevista muy significativa con Yvon Taillandier en el 59. Quizá a la caza de esa pureza formal escueta se deba la preponderancia de motivos blanquinegros, con diversas obras en las que desaparece cualquier otro color.
Con ello, el viaje hacia el autoconocimiento del ser experimenta una nueva etapa, aunque esa categorización no sea más que una forma de hablar convencional. Tras tantos años de esfuerzo, de olvido crítico e incluso de hambre, Miró se conoce y conoce con mayor intensidad. "Es necesario perfeccionarse desde el punto de vista interno, aun cuando eso parezca un fracaso para el mundo exterior, como a menudo sucede". En la serie de autorretratos hemos constatado ese esfuerzo de evolución hacia el punto, unidad mínima existencial.»
Per últim, una referència de la cançó Alegria d'Antònia Font que sembla escrita especialment per a aquest Autoretrat: «Alegria, ses òrbites en sincronia, /i es Ovnis se pinyen i deixen un cràter / per sempre dins sa meva vida.» Digne de ser cantat per l'extraterrestre de l'autoretrat de Miró, ell mateix com si acabés de sortir de l'Ovni després d'haver-se «pinyat».

domingo, 24 de enero de 2010

Miró vs. Antònia Font

Carnaval d'Arlequí, pintat per Miró als anys 24-25 a París, quan passava gana. Imaginació al poder, una manera molt més potent d'arribar a l'essència de la vida que la raó.
Antònia Font, Alegria, 1992. La imaginació porta a l'alegria. Com en Miró: els paisatges del Mediterrani molt presents.



La forma de resistència que més odien les forces de l'avorriment, de la tonteria i del pensament únic és l'alegria.
Visca els Arlequins, els alienígenes, els tallats, els dracs, els matins amb sol, les nits amb pluja, riure's de tot plegat, crear art amb sorra, la lluna dibuixada per un nen, deixar passar les hores.
I bon vent als bancs, a les hamburgueseries, a l'estat (a qualsevol estat), a les multes al parabrises, als conductors que es creuen l'Alonso, a l'Alonso i a la resta de star system de l'esport, als escriptors i intel·lectuals estafadors, al Mercat de l'art... el món està ple de Madoffs, Damien Hirst, los Botines, Barceló, Luis Racionero, Sergi Pàmies i epígons, i altres "granujas de medio pelo". Davant d'això solament ens queda l'alegria.
Visca el plaer de viure!

miércoles, 13 de enero de 2010

Estos catalanes...

Los catalanes son muy raros: se emperran en hablar en catalán...

video

miércoles, 6 de enero de 2010

Sirius

Al 1944 Olaf Stapledon va publicar Sirius, una novel·la de ciencia-ficció sobre com una sèrie d'experiments fa adquirir una gran intel·ligència a un gos. La novel·la presenta unes qüestions hermètiques de rerafons a la trama fantàstica. Olaf Stapledon era un dels escriptors preferits de Borges.
Doncs bé, el gos Sirius es va reencarnar uns anys després a Espanya com a projecte d'editorial independent especialitzada en divulgació científica i ficció de fantasia: Equipo Sirius. Es tracta, de fet, d'una de les poques editorials de ciencia-ficció que publiquen autors espanyols. Al 2010 compleix 25 anys, el que gairebé es podria considerar un miracle a les nostres terres ibèriques. Sobreviure 25 anys publicant divulgació científica i autors espanyols de ficció fantàstica, i a més, fer-ho des de la independència, es digne d'un monogràfic en un d'aquests programes de fenòmens paranormals.


Així doncs, felicitats als que ho fan possible i a continuar donant bons textos als lectors.